Hablamos de manera exclusiva para Headbangers Latinoamérica con Coco Carobino, guitarra y voz de la banda Exiliado, de Mar Del Plata, Argentina, muy buen rock pesado desde el sur del continente.

Headbangers Latinoamérica: Coco, contanos sobre los inicios de Exiliado.

Coco Carobino: ‘El 9 de Agosto de 2008 fue el primer recital de Exiliado, pero arrancamos de muy pibes, teníamos 15 años cuando arrancó el proyecto y es pasar la adolescencia y llegar a la joven adultez con todo lo que implica eso. Estamos hablando de quinceañeros que no sabían nada de la vida. Ahora seguimos sin saber pero estamos un poco más peludos (risas). Pero con Joan y con Brian hace unos 10 años que estamos tocando y nos mantiene la amistad, por sobre todo, creo que a esta altura buscamos lo mejor para el proyecto más que lo mejor para cada uno.’

‘Nosotros somos del sur de Mar Del Plata, somos vecinos, nos conocemos hace mucho tiempo, ya nos sacamos un toque las mañas, tratamos de hablar las cosas, nos peleamos, nos amigamos… yo siempre digo que esto es una pareja, yo estoy casado con dos tipos. Si querés poner así el título, a lo Crónica: ‘Coco Carobino está casado con dos tipos’ (risas). Tratamos siempre de charlarlo todo y mantener ese factor familiar que hace que los proyectos puedan seguir con el paso del tiempo.’

HBL: Después llegaron los discos y la historia de la banda empieza a crecer.

CC: ‘El primer disco fue ‘Exiliado’, salió en 2013 y nos hizo recorrer muchos escenarios en la provincia de Buenos Aires. Con ‘En la Vida y en la Muerte’ de 2016 llegamos más a nivel nacional y también  a escenarios grandes, como el Metal Battle del Wacken, Cosquín Rock, Quilmes Rock y a países limítrofes. Armamos el Exifest, el primer festival autogestionado por Exiliado, un encuentro provincial con artistas de todas las ramas: tatuadores, gente poniendo piercings, diseñadores e ilustradores en vivo, bandas de la ciudad y de la provincia.´’

HBL: Y ahora se encuentran en el período de lanzamiento del material que formará la tercer placa.

CC: ‘Ahora estamos en el lanzamiento de lo que será la tercera placa, todo acompañado por una pequeña serie documental llamada ‘Camino a la Egolución’, que sigue el proceso de grabación de la misma. Este 2021 nos encuentra lanzando esta placa, con un sonido mucho más sólido, más buscado, una etapa muy pensada, con la que estamos muy contentos. Es un proceso de desarrollo de 13 años en el que no estamos solos, hay diez personas trabajando para este proyecto: stage, sonidistas, iluminadores, que por sobre todas las cosas se manejan en base a la amistad.’

‘Te pongo el ejemplo de Martín, nuestro stage, es un compañero de la secundaria que empezó a desarmar butacas (un día que tocamos en un teatro y sacamos butacas para que hubiera más espacio para la gente), un día empezó a darnos una mano con los equipos, después empezó a trabajar en un local porque lo vieron trabajar con nosotros, de stage pasó a sonidista. Después aparecieron dos más: Nacho y Nahuel, que son amigos,  seguidores de la banda y un día nos dijeron ‘Che, loco, quiero tocar con vos’ y su hijo terminó siendo el ahijado de Joan.’

‘Mi vieja era la ‘madrager’, ahora ya está más grande y los chicos más peludos (risas). Se hizo como una familia y es de ahí que uno se pone ‘la patria al hombro’, como diría Ricardito (Iorio) y manejamos esta cuestión de amistad y vecindad ante todo. Creemos que hay un futuro incierto, como todo futuro, pero con muchas ganas de hacer. Creemos saber lo que el Rock necesita. Sabemos que hay cosas que decir y me parece que eso es lo importante en este punto, volver a dignificar al Rock como tal y no ablandarse en cuanto a lo que una banda tiene para decir.’

‘Hay muchos artistas que están bancando la parada y Exiliado no es la excepción, es una banda que viene a cantar sus verdades. Todos estos años nos enseñaron qué es lo qué es lo que realmente queremos hacer y cómo lo queremos comunicar.’

HBL: Contanos tu mejor y tu peor recital, como músico y como fan

CC: ‘En cuanto a lo musical, no te voy a decir que todos fueron buenos, porque no fue así, pero he disfrutado en cada recital que he tocado. Como fan, hubo un antes y un después con un recital de La Renga que fui a ver a Tandil, al que fui con mi señora madre, con Joan y con nuestras novias de aquel momento. Algo pasó en ese recital, recuerdo que un momento empecé a encararlo a Chizzo entre la gente y dije ‘Yo quiero ser ese chabón’. Y al año siguiente tocamos con los chabones. Hubo una energía o algo que nos aclaró, no solo a mí, sino también a los que estaban conmigo, esa sensación épica, de sentirte inmortal, que no me pasó con otra gente. Yo tenía unos 17 años…era un rico guacho (risas).’

Como músico, disfruté mucho la primer presentación del primer disco, lo presentamos en Abbey Road acá en Mar del Plata, yo tenía 20 años, el lugar estaba lleno, había unas 500 personas, algo no muy habitual para nuestro circuito y recuerdo la primera vez que la gente cantó un tema mío, me acuerdo de ese día con los ojos llenos de lágrimas y decir ‘¡Qué loco!’

‘Como fan, un recital que no me haya gustado…cuando Black Sabbath tocó en el Estadio Único de La Plata, estaban Megadeth y Horcas de soportes. Y la verdad es que Megadeth me dejó un gusto…’Vamos, es Megadeth, tiene que sonar bien’, me quedé como que pensé que sería otra cosa.’

‘Como músico te lo relato paso a paso: fuimos a tocar a Entre Ríos, salimos de Mar del Plata a la 1:00 para estar allá a las 9:00, nos agarró un piquete, llegamos a Entre Ríos a las 12:00, tocamos a las 4:00 de la mañana, terminó todo a las 7:00, hubo unas 15 personas, el sonido no fue el más óptimo, dormí dos horas en la casa de un chabón que no sabía quién era,  tirado en un colchón inflable a medio inflar y después de dormir dos horas, me subí al auto y me volví.’

‘Fue una prueba de fuego igual, porque esos 15 tipos que estaban se sabían todas las canciones. Pero esa misma situación hoy en día…por lo menos tírame un colchón (risas). Hoy estamos en un momento en el que queremos hacer las cosas de manera un poco más profesional, pero tienen que pasarte este tipo de cosas para poder llegar a lo otro.’

HBL: ¿Qué sueños se te cumplieron con la música y qué cosas fueron decepcionantes?

CC: ‘Creo que sueños nos quedan muchos por cumplir, más allá de que somos una banda que tiene años encima, somos una banda joven, somos una banda nueva. Sabemos lo que somos y lo que no somos también. Falta explotar o llegar a una masividad, creo que a una banda no la hacen los años, solamente. Una banda no va a ser buena porque tenga 20 años. Hemos cumplido muchos sueños, con lo jóvenes que somos y lo poco que lleva el proyecto.’

‘Hemos tocado con gente que nos apasiona, con gente que queremos, hemos hecho amigos en la música, hemos tocado con referentes que a nosotros nos gustan: La Renga, Almafuerte, Carajo. Lo Que no nos gusta o podríamos decir que nos ha desilusionado, es empezar a ver los hilos detrás de la marioneta. Creo que el consumo musical va mutando, no es lo mismo verlo a Kurt Cobain cuando tenés 17 o 15 años y otra cosa es empezar a ver a tus ídolos más de cerca.’

‘No te digo como pares, porque no lo somos, pero empezás a entender un poco mejor cómo funciona el mercado, que no es tan bohemio como uno creía, empezás a ver ‘la hilacha’ a la gente que te rodea. Todas esas cuestiones que hacen a un mercado y en un mercado te encontrás con un montón de cuestiones: te encontrás con negociantes, te encontrás con oportunistas, te encontrás con gente con muy buenas intenciones, tal vez sin las herramientas pero con buenas intenciones y también gente con malas intenciones. Y el crecer te hace ser un poco más ‘pillo’ a la hora de elegir con quién hablar.’

HBL: ¿Cuáles son los planes para Exiliado en el mediano y largo plazo?

CC: ‘Vamos a ir largando y presentando lo que es la nueva placa en partes, con algunos cortes que van a ir saliendo e irán desprendiéndose, para poder, dentro de la virtualidad, conectar y comunicarnos con nuestra gente. Todo este 2021 va a ir acompañado de los lanzamientos que corresponden a ‘Egolución’, es un disco que nos tiene muy contentos, muy felices y que queremos compartirlo y sabemos que se va a terminar de concretar con el disco y la obra total y su recital.’

‘Todavía ni pensamos en giras, sabemos que eso nos va a llegar el año que viene, por lo menos a nosotros como banda, pero que no quita que sigamos haciendo un montón de cosas y que la gente que quiera saber de nosotros pueda encontrarnos aun click de distancia.’

Exiliado es:

Coco Carobino: Voz y guitarra

Joan Manuel Barcelo: Bajo

Brian Mehrbald: Batería

Facebook / YouTube / Instagram